• 07:30
  • Miércoles, 20 de Septiembre de 2017

Todos podemos ser donadores universales hasta que se demuestre lo contrario

Hay más de 7.000 personas en la lista de espera y solo se logran trasplantar 3.000 o 3.500 personas al año

Todos podemos ser donadores universales hasta que se demuestre lo contrario

En México hay más de 60 licitaciones para el Banco de Ojo, sin embargo no están debidamente reguladas a nivel federal, es decir, que cada institución se debe encargar de capacitar a su personal con sus propios medios, no se tiene un estándar de calidad y no hay regularización en los procedimientos. Es por eso que El Médico Interactivo México realizó una entrevista exclusiva con la doctora Lucero Pedro Aguilar, jefa del Banco de Ojos del Instituto de Oftalmología Conde de Valenciana en la Ciudad México y también presidenta de la Asociación Mexicana de Bancos de Tejidos Oculares.

 ¿Cuál es la historia del Banco de Ojos?

Este Banco de Ojos tiene 40 años de vida, los mismos que tiene el mismo Instituto y fue una idea del Dr. Enrique Graue Wiechers, médico especialista en córnea que miró hacia esta necesidad en convenio con la Cruz Roja de Polanco, logrando así la colaboración interinstitucional, y ayudaba a proporcionar a los donantes mientras que el Banco de Ojos procesaba los tejidos y a realizar los trasplantes.

¿Qué operaciones o procedimientos se realizan a través del Banco de Ojos?

Antes necesito explicarte el proceso, ya que hay muchísimo trabajo que hacer en este aspecto, pues para que tengas una donación y hagas un trasplante hay cosas que hacer, como tener convenios con diferentes instituciones que tengan programas de donación, en estas estructuras la única figura autorizada legalmente para solicitar la donación es el coordinador hospitalario de Donación y es el encargado de llevar la logística de estas donaciones.

Una vez aceptada la donación se prosigue con la procuración, es decir, la extracción del órgano o tejido; en este proceso entra en acción la Institución del Conde de Valenciana ya que tenemos personal capacitado para hacerlo y, en teoría, cualquier oftalmólogo está capacitado para hacer dicho procedimiento, pero de manera específica existen Técnicos Procuradores, es decir, personas entrenadas para hacer la procuración con los mejores estándares de calidad.

Una vez tomados los tejidos se transportan al Banco de Ojos, mismo que porta este nombre por ser un lugar de almacenamiento seguro, aunque no sólo los guarda, sino que deben evaluarse antes de trasplantarse, no es como en el caso de un hígado que se toma e inmediatamente debe trasplantarse, en el caso de las córneas es diferente por diversas razones, una de ellas es que puede guardarse hasta por 15 días en un medio de preservación que mantiene las células en condiciones óptimas, vivas.

El tejido debe pasar por un proceso de calidad, se necesita tomar muestras de sangre del donante y evaluarla con un panel viral para enfermedades como hepatitis A, B, C, sífilis, chagas y VIH, al mismo tiempo se hace un cultivo al tejido, se inspecciona en la lámpara de hendidura, es decir, un microscopio para realizarle una microscopía especular para contar el número de células que tiene, su forma u otras enfermedades para poder clasificarla, este proceso tarda de dos a tres días.

Hay córneas que se pueden utilizar para trasplante de córnea completa o parcial pues gracias a la evolución de la Oftalmología se pueden hacer trasplantes lamelares, es decir, que se puede cortar la córnea y reemplazar solamente el área enferma.

Ya superados estos filtros el tejido es asignado mediante el Comité Interno de Trasplantes del instituto en cuestión, es un grupo de personas especializadas en trasplantes que incluyen un representante del Comité de Bioética, de investigación, una persona externa al comité, un jurídico, un psicólogo y el director del hospital en cuestión y a veces el técnico procurador y una tanatóloga y se determina el caso más urgente a resolver.

Desafortunadamente en México hay 7.000 personas en la lista de espera y sólo se logran trasplantar 3.000 o 3.500 personas al año, el Conde de Valenciana trasplanta aproximadamente 350 personas al año, es decir, el 10 por ciento del total nacional.

¿Cómo un paciente es candidato para ser receptor de tejido?

Se necesitan cumplir criterios éticos, médicos y legales para poder ingresar un receptor a la lista de espera nacional, en la parte médica es necesario que el paciente tenga alguna enfermedad oftalmológica reversible como queratcono y queratopatía obulosa que son los diagnósticos más frecuentes en México, también existen enfermedades congénitas como pueden ser las distrofias, megalocornea, el requisito es que la córnea sea la única causante de ceguera y se cure con el trasplante

La córnea debe ser un tejido transparente para que puedas ver entonces, algún golpe puede ocasionar alguna opacidad que hace parecer que el paciente mira a través de un vidrio empañado o sucio, lo que impide que pasen de manera correcta los rayos de la luz.

¿Cuánto tiempo pasa desde la decisión del comité hasta el trasplante?

Este tiempo es relativo porque puede pasar un tiempo considerable de hasta seis meses esperando a que llegue una córnea útil para el paciente, el principal factor de recepción es el tiempo de antigüedad, aunque bien hay urgencias que no pueden esperar tanto tiempo, por ejemplo, por enfermedades que perforan los tejidos, casos en los que no sólo está en riesgo la córnea sino todo el órgano y debe realizarse de manera casi inmediata.

¿Cuánto dura la recuperación del paciente?

Eso depende del tipo de trasplante que se haya realizado, hay trasplantes penetrantes en los cuales se trasplanta el espesor completo de la córnea y hay algunas enfermedades que afectan sólo la parte anterior, comúnmente afectada por queratocono o posterior.

Mientas las células endoteliales estén conservadas, la tecnología y as nuevas técnicas quirúrgicas permiten hacer una sección del tejido en el que sólo se retira la córnea enferma y dejamos la parte sana, a este procedimiento se le llama trasplante lamelar.

El tiempo de recuperación es muy diferente en ambos casos, el trasplante lamelar tarda de entre uno y tres meses, mientras que el trasplante completo tarda desde un año, puesto que hay vasos sanguíneos involucrados, lo que convierte lenta, además de no poder quitar uno solo de los puntos hasta que cicatrice en su totalidad.

¿Qué otro tejido preserva el Banco de Ojos?

Los tejidos que se pueden trasplantar son la córnea y la esclera, pero hay córneas que al pasar los 15 días, se deterioran, sin embargo, queda un tejido aún vivo que puede reutilizarse como un parche para emergencias al igual que la esclera por enfermedades en las que se desgarra la pared por alguna enfermedad inflamatoria, infecciosa o un golpe, se  ocupa un parche .

Los cirujanos de glaucoma también utilizan esos parches para cubrir los tubos de un dispositivo que sirve para controlar la presión, llamado válvula de ahmed y puede utilizarse también para generar espacio en el borde palpebral, por ejemplo, las enfermedades que causan cicatrices hacen que el parpado se acorte o que no se separe adecuadamente del ojo y con éstos parches se logra el espacio.

¿Qué tipo de licencias tiene el hospital?

El hospital tiene cuatro licencias en una, la licencia de banco de ojos para córnea y esclera, licencia de banco de amnios que es el tejido biológico que recubre la placenta y está directamente en contacto con el feto.

El amnios se utiliza como un andamiaje que permite el crecimiento de células sobre la membrana amniótica o se utiliza a manera de parche para algún tejido delgado que se necesite en el ojo, para lesiones de úlceras corneales que es como un parásito que causa una infección en la córnea y la degrada, el tejido amnios tiene efecto antiinflamatorio ya que tiene células vivas, funciona como un curita biológico porque se vuelve parte de la córnea y ayuda a la cicatrización.

Se puede ocupar también para reconstrucción del tejido ocular como en el caso de personas quemadas con síndrome de Steven Johnson, cuyo párpado se perdió.

¿Cuánto personal labora en el banco de ojos y cómo se les capacita?

Hay cuatro personas encargadas del banco de ojos: el director administrativo del hospital, el director médico, tenemos también un técnico procurador y contamos con un optometrista cuya función es ayudarnos a hacer la microscopia especular.

El técnico procurador tiene en entrenamiento  del primer curso avalado por el Conde de Valenciana, la Facultad de Medicina y la Unidad de Posgrado de la Universidad Nacional Autónoma de México en la cual capacitamos a 16 técnicos procuradores, que es un personal de la salud, no necesariamente médico, es decir, puede ser un enfermero, una trabajadora social, un químico o biólogo que se encuentre en una institución con programa de donaciones y que tenga conocimiento de las técnicas adecuadas de procuración y evaluación de tejidos.

Como directora puedo decir que recibí un entrenamiento por parte de la Asociación Panamericana de Bancos de Ojos y también recibí capacitación en el Centro Nacional de Trasplantes para ser Coordinadora Hospitalaria de Trasplantes y por tanto tengo la capacidad legal de solicitar una donación, además soy oftalmóloga de formación y corneóloga.

¿Es la única asociación en la que se puede capacitar al personal?

En la ley mexicana no existe una especificación de quién debe otorgar estos entrenamientos ni cada cuánto tiempo deben hacerse, por este motivo se realizó, a manera de iniciativa, la Asociación Mexicana de Bancos de Tejidos Oculares el 26 de mayo del presente año, y sin fines de lucro, cuyo fin es estandarizar todos los lineamientos que existen en los Bancos de Ojos, es decir, quién tiene que entrenar a todo el personal que colabora en ellos.

Pueden encontrar más información en tejidosoculares.org Yo funjo como la presidenta y por el momento está constituida por oftalmólogos encargados de programas de trasplante de córnea o bancos de tejido y lo que tratamos de hacer trabajar en conjunto con el CENATRA y COFEPRIS para hacer que esos lineamientos y que se incorporen a nivel nacional y entonces exista una regulación.

Esto ayudará a fomentar la educación continua del personal que trabaja en los Bancos de ojos y de esta manera garantizar la calidad de los tejidos oculares a nivel nacional, que el tejido se procese de la misma forma del norte al sur del país.

A nivel mundial existen diferentes asociaciones que capacitan al personal, en México sólo hay dos cursos para directores de bancos de ojos y procuradores y se hace cada año y cuenta con un cupo limitado de 16 personas por curso.

¿Quién puede ser un donante de córnea?

Cualquiera puede ser un donador de córnea hasta demostrar lo contrario. El límite de edad es desde los dos años hasta los 85, incluso hemos tenido donantes hasta de 90 años, ya que todas pasan por una evaluación para lograr trasplante en el que tengan adecuada calidad, pero la edad no es una limitante.

Hay dos tipos de personas, las que pueden donar órganos y tejidos, los de órganos vienen de personas que fallecen por muerte encefálica que puede ser de un accidente automovilísticos o por hemorragia o traumatismo encefálico que provoca que el cerebro deje de funcionar, pero no los signos vitales como la circulación cardiaca, la respiración.

Los tejidos como son las córneas, piel, hueso, músculos, cartílago, válvulas cardiacas que no tienen vasos por lo que no es necesario que el corazón siga latiendo para tomarlos, entonces cualquier persona que fallezca puede donar sus tejidos, el tiempo para tomarlos puede ser de entre 8 y 12 horas en los que el cuerpo se mantiene en refrigeración.

Hay contraindicaciones como tumoraciones malignas del ojo, metástasis en cerebro, pero personas que tuvieron cáncer de mama o en otros órganos y la recuperación de órganos se hace siempre en quirófano, pero la de tejidos puede hacerse casi en cualquier lugar, aunque es un procedimiento estéril, no es necesario el quirófano, también se necesitan pocas herramientas y menos personal.

Es por lo cual todos deberíamos ser donadores universales y no es necesario tener una tarjeta pues la ley mexicana indica que, al fallecer, la familia puede decidir si eres donante o no, por lo tanto es importante que hay un acercamiento familiar en el cual se comenten éstos términos y puedan disponer de mi cuerpo en la manera que yo deseo.

Una córnea es más que un tejido en un frasquito, es el proceso de una familia que acaba de perder a un ser querido, es el trabajo de muchas personas que trabajan para ayudar a realizar la que yo considero que es la máxima muestra de amor al prójimo, es donar a una persona que no conoces.

¿Qué pasa con el registro nacional de donadores?

El registro funciona como un auxiliar para los coordinadores de donación, actualmente se está creando una aplicación en coordinación con el Centro Nacional de Trasplantes y la Fundación Carlos Slim en la que registras tus datos y únicamente los coordinadores de donación podrán tener acceso a ello, lo que significa que las personas que fallezcan pueden ser buscadas mediante su nombre y así saber si la persona se registró y tener una prueba para aquella familia que no esté informada y facilitar la labor del personal.